Attorney Photo

Acoso/Acecho

El acoso cibernético es una preocupación reciente y creciente que ha atraído la atención de los tribunales y legislaturas de todo el país. El acoso cibernético incluye una serie de diferentes tipos de conducta, incluyendo chismes, burlas, acoso sexual, intimidación e incluso amenazas. Como sugiere su nombre, el acoso cibernético se produce mediante el uso de algún tipo de tecnología, como mensajes de texto, correos electrónicos, tableros de mensajes o muchas veces a través de uno de los muchos sitios web de redes sociales. Si bien algunos estados cubren el acoso cibernético dentro de la legislación tradicional sobre el acecho y proporcionan un remedio para tal comportamiento, la naturaleza de la ofensa hace que sea difícil procesarla. Además, el anonimato de Internet puede hacer que sea increíblemente difícil encontrar al autor y llevarlo a juicio.

Para los perpetradores, el acoso cibernético es un delito fácil de cometer por varias razones. Primero, se puede acceder fácilmente a la información personal de la víctima a través de Internet. Información como direcciones de correo, direcciones de correo electrónico y, a menudo, incluso los números de seguridad social son fácilmente accesibles. Además, los perpetradores pueden obtener acceso a los nombres de usuario y contraseñas, lo que les permite utilizar la información de la víctima para enviar correos electrónicos a otros o publicar en tableros de mensajes, actuando como si fueran la víctima. Aún más preocupante que el acceso a la información para el acoso cibernético es el anonimato que permite el ciberespacio. El Internet facilita inherentemente una naturaleza impersonal, que a menudo hace que el autor considere sus acciones como menos amenazadoras u ofensivas de lo que realmente son. Además, El Internet proporciona un foro para que las personas actúen de manera más agresiva que de otra manera lo harían. Además, la mayoría de los comportamientos de acecho comienzan cuando algo más simple y se intensifica rápidamente. Lo que podría comenzar como un correo electrónico ocasional puede terminar en acoso físico. Entre el uso de diferentes direcciones de ISP, correos electrónicos anónimos y métodos de pago no rastreables, los acusados pueden permanecer completamente ocultos de la víctima mientras causan una gran cantidad de angustia.

Para combatir el acoso cibernético, las empresas privadas, los tribunales y las legislaturas han comenzado a tomar medidas. El sector privado ha proporcionado características que permiten a los usuarios filtrar los correos electrónicos de acecho no deseados, o incluso los correos electrónicos que contienen lenguaje explícito. Muchas compañías también se reservan el derecho de cancelar la cuenta de un usuario si descubren que el usuario ha estado enviando correos electrónicos amenazadores, molestos o acosadores a través de su servidor. Según la ley de Massachusetts, el acoso cibernético está cubierto expresamente por el estatuto contra el acecho. Como lo establece la ley, cualquier persona que intencionalmente y maliciosamente se involucre en un patrón de conducta sabio que alarma, molesta o provoca que una persona sufra angustia emocional y amenaza con la intención de colocar a la víctima por temor a lesiones corporales es culpable del acecho. La legislatura continuó incluyendo que la naturaleza del acoso puede transmitirse a través de correo electrónico, comunicaciones por Internet e incluso mensajes instantáneos. Cualquier persona declarada culpable de violar el estatuto podría enfrentar una sentencia de prisión de hasta cinco años y una multa de $1,000. Además de revisar las leyes de acoso, la Corte Suprema de Massachusetts recientemente decidió extender las distracciones de violencia doméstica a las personas en las relaciones en línea. Esta decisión es importante, ya que permite que las personas obtengan órdenes de restricción y otras medidas similares contra las personas que han conocido en Internet si han sido víctimas o acosadores cibernéticos.

Abogados de acoso en el bufete de abogados de Altman & Altman, LLP

Póngase en contacto con nuestros abogados de Boston / Cambridge para una consulta inicial gratuita si usted o un ser querido están siendo acusados de acoso. Tienes derecho a la mejor defensa legal posible. Altman y Altman pueden entregar esa defensa por ti. Llame al 617.492.3000 o al 800.481.6199 (sin cargo) o contáctenos en línea para solicitar una evaluación gratuita de su caso.

Client Reviews
★★★★★
Dear Sam, I can not thank you enough for your expertise in the handling of Chris's case as well as your sensitivity and caring attitude. toward him. I appreciate it from the bottom of my heart. He really expressed how good it felt to be able to talk to you! Sincerely and may God bless you. Pat W.
★★★★★
I really appreciate your prompt and highly effective assistance on this matter. After six different OUI attorneys told me that there was no way to recall the warrant and dismiss the charges against me without me returning to Mass from California, you managed to accomplish what they said was impossible. Thanks again! Neil D., Boston, MA
★★★★★
It took some 30 years,almost the loss of a job,fid card ,arrested ,etc,etc.i tried several lawyers,and got the same disappointing answer ;sorry ,nothing we can do;.One little phone call and back and forth on the iPad,and for the first time i felt positive that this issue could be resolved.MR Goldwyn,and Ms Aisa Fitzgerald told me their game plan,and they made it happen.I am a very ,very happy clam. Robert D.
★★★★★
Rick Floor is who I often to go to and he is amazing! Great customer service, and always exceeds my expectations but the whole office is always pleasant and helpful when I call or walk in! Em J.